dimarts, 15 de gener de 2013

2012 Best Iceberg Books


1; El Iceberg de Oro llegó tarde, en diciembre, pero llegó para bien, en el año literario más flojo en lo que va de Iceberg: 'Frutos extraños', de Leila Guerriero.

Habían hecho un portón que daba a la calle, para poder entrar los cuerpos directamente desde ahí. En la puerta de la morgue había un cartel que decía: “No cague adentro”. Cuando empezamos a trabajar no lo hicimos público. Nos daba miedo. Teníamos un policía de seguridad de la misma comisaría que antes tenía la llave para meter cuerpos en esa fosa.
En un rato tocarán el timbre y Patricia bajará las escaleras con una urna pequeña. Allí, en esa urna, llevará los restos de María Teresa Cerviño que en mayo de 1976 apareció colgada de un puente con un cartel, una inscripción —Yo fui montonera—, la cabeza cubierta por una bolsa, los ojos y la boca tapados por cinta adhesiva. Todas las pistas indicaban que había terminado en la fosa común de Avellaneda. Su madre nombró al equipo como perito en la causa judicial que inició en 1988 buscando los restos de su hija. Durante todos estos años, Patricia supo que María Teresa Cerviño estaba ahí, era alguno de todos esos huesos.

2; Silver Iceberg for one of the best novelist alive: 'Disgrace', by J. M. Coetzee.

3; 'Pueblo', Paco Candel. Desarrollismo y premios literarios. Combinación arriesgada pero acertada.

4; 'Narracions', de Salvador Espriu. Perquè la prosa d'Espriu també és superior.

5; 'L'arxiu del corresponsal de guerra', de Plàcid Garcia-Planas. El catàleg d'una exposició que amb anècdotes i fetitxisme t'explica la condició humana millor que una carrera d'antropologia.

Cap comentari: