dilluns, 5 de novembre de 2012

¿Qué se siente al combatir?

Es como un accidente de tráfico, ¿sabe? Como el instante entre el momento en que sabes que va a ocurrir y el momento en que te estrellas contra el otro coche. Hace que te sientas bastante impotente... Ibas conduciendo como de costumbre y, de repente, el accidente te mira a la cara y no puedes hacer una mierda por evitarlo. Y lo sabes: sabes que la muerte o lo que sea se presentará o no se presentará. Es algo así como es segundo congelado antes del impacto... Salvo por el hecho que aquí puede durar muchos días.
[...]

El vuelo entre Alemania y Estados Unidos era relativamente corto: el océano Atlántico era el último obstáculo que nos separaba del hogar, la tierra de la libertad, de los reality shows, de los centros comerciales y de las trombosis. Yo me desperté con la cabeza apoyada en la ventanilla, sin ser consciente de haberme quedado dormido. Mi mano quiso cerrarse sobre la culata de un fusil que no estaba allí. Un suboficial de la terra sección que estaba sentado al otro lado del pasillo, se dio cuenta y sonrió: "A mí me ha pasado dos veces en lo que va de día", dijo. No me hizo sentir mejor.

Kevin Powers, Los pájaros amarillos.

Cap comentari: