divendres, 22 d’octubre de 2010

El Sagrado tocamiento


"El obispo tentaba las pantorrillas de una de ellas, una modelo muy guapa del barrio de Montparnasse llamada Philomène, que encarnaba de forma poco seria a Diana Cazadora. Cuando notó el sagrado tocamiento, Philomène no pudo contener un estallido de risa enloquecida y se hizo pipí en la mano de Monseñor. En ese mismo instante, el soberbio gran danés sobre cuya cabeza apoyaba la mano Philomène levantó el rabo y perpetró un zurullo monstruoso. El obispo bendijo ambas deyecciones y fue a sentarse en la primera fila de butacas, en medio de una atronadora salva de aplausos.

El tutú. Princesa Safo.

Cap comentari: