dilluns, 1 de març de 2010

Camus no trabajaba en una funeraria


"En el Mito de Sísifo, Camus también dijo que vivimos como si no supiésemos que vamos a morir:

Sin embargo, nunca nos asombrará lo bastante que todo el mundo viva como si nadie "supiera". Y es que, en realidad, no existe experiencia de la muera. En sentido propio solo experimentamos lo que hemos vivido y asimilado conscientemente. Aquí a lo sumo cabe hablar de la experiencia de la muerte ajena.

Pero Camus no trabajaba en una funeraria. Sospecho que para mi padre, la muerte resultaba demasiado convincente.

En las cartas que me envió a la universidad, a veces parecía el perfecto héroe absurdo, como un Sísifo que cargara la piedra con alegre indiferencia:

El fin de semana ha sido poco interesante en lo que a diversión se refiere. Me llamaron a las 3:30 de la madrugada por la muerte de Fay Murray. Eso me dejó sin viernes y sin sábado. De lo más destacado de mi trabajo: su bikini amarillo de encaje, sus bragas bordadas con rosas. Su pelo pelirrojo sin vida tras meses de hospitalización. Su peinado y sus postizos. Su desabrido mono de terciopelo verde con ribete dorado de lentejuelas y escote muy bajo. Bueno, hice lo que pude con el pintalabios rojo, la sombra verde en los ojos, un montón de colorete y lápiz de cejas... y hete aquí a Fay. Tenía una piel bonita suave y sin defectos. Todo el mundo quedó encantado y jamás habría pensado que tenía setenta años.
...

No tengo ninguna carta en la que hable de gente que se hubiera suicidado, como aquel médico del barrio que se pegó un tiro pocos meses antes de la muerte de papá. Pero podría pensarse que pasar largas noches haciendo el trabajo sucido y tedioso de la efímera carne haría que cualquiera reconsiderase la lógica de no posponer lo inevitable."

Alison Bechdel, Fun Home.

Cap comentari: