dissabte, 27 de març de 2010

La escobilla del retrete

"Escobilla de diseño para el retrete, marca Lulú: 375 euros.

Ocho televisores de Bang & Olufsen: 40.000.

Pareja de sofás Cassina en ocre, butaca Capellini, espejo de Philippe Starck y otros muebles que seguro que no son de Ikea: 44.699.

Sistema de control de iluminación Lutron: 7.151.

Siete teléfonos inalámbricos de BeoCom que luego la poli va y le pincha cuando su cuñado le dice que teme que su supuesto testaferro les deje “con el culo al aire”: 4.061.

Palacete en Palma valorado en 2,47 millones de euros: 950.000.

Obras de rehabilitación de los 657 metros cuadrados del modesto edificio: 1.300.000.

Piso de lujo en Madrid a nombre de un amiguete, el del “culo al aire”, que luego se lo alquila por 1.500 euros de nada: 1.200.000.

Apartamento a nombre de su madre, la única octogenaria del mundo a la que un banco le concede una hipoteca cuya letra mensual duplica lo que cobra de pensión: 200.000.

Cortinas y telas varias: 38.760.

Anillo de oro de 18 kilates: 5.000.

Reloj de señora Cartier, modelo Tank Allongée: 12.894.

Rolex Daytona con bisel de diamantes y estela de nácar: 23.000.

Otros dos relojes guardados en la caja fuerte del piso de Madrid: 25.000.

Vajilla y complementos para el baño y la cocina: 100.000.

Cerca de un centenar de bolsos de las mejores marcas, 150 trajes, 50 pares de zapatos…, a saber.

Patrimonio familiar antes de llegar a la presidencia del Govern balear: 152.805.

..."

Ignacio Escolar, Escolat.net. Jaume Matas no tiene precio.

Cap comentari: