dilluns, 26 de juliol de 2010

Janka



Escribo desde la oficina de correos de Kirovskiy, ciudad a 30 kilometros con la frontera china. Desde la ventana observo un laberinto de pinos que acaba a pocos kilometros, donde empiezan las lagunas que delimitan la frontera.
Si recordais, interrumpimos la aventura con el coche averiado en Spassk. El mecanico aparecio Tras dos horas de espera y en un periquete arreglo el sistema electrico. Era bien entrada la noche y la opcion de encontrar una habitacion libre en uno de los dos hoteles de la ciudad se nos antojaba imposible. Nos dirijimos a Kronshtadka, un pueblo de cuatro almas, ganaderos y agricultores. Dormimos en la casa de un matrimonio ruso/coreano. La casa era literalmente una pocilga, algo que yo no habia visto ni en las chabolas de Filipinas o en los pueblos mas remotos de la china profunda. En nuestra habitacion habia comida tirada por el suelo y olia a pis de perro. El polvo provoco un ataque de alergia tremendo a Andrea. Las paredes estaban infestadas de mosquitos. Por la noche me sentia como un ciudadano de Londres cuando los alemanes bombardeaban la ciudad.

Antes, cenamos en un camping a la orilla del lago de Kronshtadka. Se celebraba una fiesta local. La fiesta consistia en reunir a lo mas granado de la zona y poner musica tecno a todo volumen, litros de alcohol y ganas de lenya. Esa noche hubo tres peleas en el bar central. Para que os hagais una idea, lo mas parecido seria reunir a todos los menores de 25 anyos que podais encontrar un sabado noche haciendo botellon en los poligonos de la costa de Alicante.

La pasada noche nos ofrecieron dormir en un bungalow del camping pero lo rechazamos amablemente. A Alexey le supo mal porque en el camping habia una sauna publica. La sauna era como una trinchera de la Primera Guerra Mundial.

El tiempo vuela y me piden que vaya cerrando la sesion. Por lo tanto, os detallare los momentos estelares de las dos ultimas jornadas tal y como los he apuntado en mi bloc de notas:

@ Yuri, 76 anyos, nuestra guia en la reserva natural del lago Janka. Marinero retirado. Por lo que cobra, podriamos llamarle el bucanero del lago Janka.

@ De la zona del lago Janka destaca la poblacion ruso/coreana, basicamente dedicada al sector agricola.

@ El lago Janka es una maravilla ecologica, un paraiso para las aves, con reminiscencias a Donyana. En las lagunas del lago janka fue donde Dersu y Arseniev se perdieron y a punto estuvieron de perecer.

@ en el camping, un camionero de 25 anyos vestido tan solo con unos calzoncillos con el logo del Futbol Club Barcelona, y con el escudo del Bayern de Muncyhen tatuado en el tobillo, intenta ligar con Andrea. Nos dice que cambaria toda la naturaleza salvaje de Primoria por cualquier ciudad europea.


@ En el camping nos conocen como "los espanyoles". 300 rusos y dos espanyoles. Nos saludan como los dos espanyoles.

@ En todas partes nos preguntan si nos gusta Rusia. Parecen interesados en nuestra opinion. Les da la oportunidad de rajar de su pais. Yo respondo que no conozco Rusia. La mayoria si esta muy orgullosa del pasado comunista, lo consideran el momento de grandeza de Rusia. Incluso es habitual escuchar alabanzas a Stalin, tambien por parte de gente altamente educada.

@ El antiamericanismo esta muy extendido. Pese a ello, se pirran por consumir todo lo que produzca la cultura americana de masas.

@ El abedul es el arbol ruso por excelencia. Varias canciones tradicionales se inspiran en el abedul. Olga, cantante folk del camping, nos toca con su guitarra y canta la cancion del abedul y del roble, dos arboles que estan enamorados pero que nunca se podran encontrar porque les separa un rio.

@ Primoria en verano es un patchwork de miles, sino millones, de chancletas horribles fabricadas en China. El plastico chino calza a los rusos de Primoria.

@ Lo mejor del camping ha sido una sopa que nos han servido a base de saira (un tipo de pescado azul), mayonesa, laurel, y cebolla.

@ A lo largo y ancho de Primoria hay bases militares abandonadas o reconvertidas en negocios varios.

A partir de hoy y hasta el dia 31 recorreremos la region limite con China, hasta llegar a Khabarovsk, ciudad frontera donde vivio Arseniev y final de nuestro viaje.